(46) ¡El Revolucionario Papa Francisco y su Grey!

Escrito por cavilaciones el 15 febrero, 2014

15 de febrero de 2014

 ¡El Revolucionario Papa Francisco y su Grey!

PAPA FRANCISCO FEB14Fui a ver Filomena (Philomena por su nombre en inglés); Judi Dench, la extraordinaria actriz inglesa hace el papel de una madre irlandesa. Ella quiere encontrar al hijo que 50 años atrás le fue quitado y entregado en adopción, por una módica suma a quien sabe quién, por las bondadosas monjas de un convento católico irlandés adonde fue a dar a luz siendo una chamaca embarazada por la ignorancia. Su padre, seguramente su madre y toda la familia solidaria, abominó de ella y la entregó a esas misericordiosas hermanas por haber deshonrado su honorable nombre. Por cierto que las monjas se cobran este servicio usando a las jóvenes como esclavas lavanderas y planchadoras de ropas, de los vecinos adinerados y seguramente mecenas de su convento, por largos cuatro años, eso sí, bien atendidas espiritualmente, ni yo me lo creo. Por momentos esos acontecimientos del convento me hacen creer que se trata de venganza por algo que ellas, las monjas, hubieran deseado que les sucediera, pura nostalgia de esos placeres demoníacos desconocidos para ellas.

Un periodista cincuentón, ex funcionario inglés de primer nivel, desempleado en esos momentos la acompaña, previa firma con una editorial, la cual corre con todos los gastos a cuenta del reportaje o el libro que resulte de esa incierta búsqueda de un sueño que por momentos se convierte en cruda pesadilla.

Estos dos personajes establecen una relación emocional cercana y en una de sus pláticas se trenzan en una discusión porque ella quiere pasar a la iglesia a confesarse. ¿Qué quieres confesar? Le pregunta él, ¡Todos mis pecados! responde la arrepentida. La réplica no se hizo esperar ¿Cuáles pecados? Ni tiempo has tenido de cometer alguno, la iglesia católica es la que debería confesarse por todos sus pecados, los que cometió en el pasado y todos los que ha cometido en el presente. Yo añadiría: y los que seguirá cometiendo.

El tema de la película se sitúa en 2005, más o menos, con regresiones a los 50 del siglo pasado. Exhiben a las monjas santurronas y sus conventos de aquellos años cincuenta y muestran el terrible abuso al que someten a esas jovencitas, hasta una niña de 14 años, por el solo hecho de haberse sometido al terrible pecado de la carne, y por lo que se deduce de la película, coludidas con los ignorantes padres que se las entregaban para que las educaran en la virtud; cabe decir a favor de los padres que su ignorancia supina es producto de su profundo apego a la educación religiosa católica, fanatismo imbuido a la vez por sus padres.

Excesos que trascienden a nuestros años pero ahora a la inversa: la pederastia, el abuso sexual cometido por los sacerdotes con los niños y jóvenes cercanos a ellos en diversos lugares (escuela-catequismo-acólitos-etc.). Lo peor de todo es que sabiéndolo sus superiores lo único que se les ocurrió fue llamarles la atención y cambiarlos de diócesis con el afán de proteger la dignidad de la iglesia católica. Estos cambios de residencia no impiden que los culpables sigan en contacto con sus víctimas. “Pero tanto fue el cántaro al agua que… Padres y madres y comunidades indignados brincaron y exigieron justicia obteniendo en Estados Unidos y Europa compensaciones millonarias por su silencio y aun así, gota a gota, trascendió en los medios, y cayó como cubetazo de agua fría en las comunidades católicas afectadas. Hipócritas también por qué aun sabiéndolo lo callaban para no enlodar su dignidad. En comunidades más pobres el escandalo era la única compensación que se podía obtener y se armó la grande. Bola de nieve que no ha dejado de crecer donde la mano vaticana se muestra blanda y débil (y sospechosamente protectora) para detenerla. Aun así los esfuerzos y las promesas del Vaticano han atenuado las ondas mediáticas.

¿Quieren más vergüenzas?, busquen el siguiente artículo. Esta para jalarse los pelos:
“Vaticano: encubrimiento e impunidad” (Alberto Begné Guerra 10/02/2014 02:14 Opinión Excelsior )
La liga en INTERNET es http://www.excelsior.com.mx/opinion/alberto-begne-guerra/2014/02/10/942980

El 11 de febrero, ya hace un año, Benedicto XVI les dijo a los cardenales que los años acumulados y el cansancio le impedían seguir en el cargo de Papa así que mejor buscaran a otro. El 12 de marzo se reunieron los cardenales en cónclave para designar el nuevo
rector de la Iglesia católica. Tomaron el toro por los cuernos y en la quinta votación del segundo día ya teníamos Papa: Jorge Mario Bergoglio, fue elegido Papa Francisco. Papa moderno y electrónico a pesar de sus 78 años, tuitea entre otras cosas (a lo mejor tiene hasta facebook), rehúye la elegancia con la que se visten los de su puesto. Han dicho de él que es el Papa revolucionario. Y díganme si no está en plan de cambiar hábitos. El próximo 14 de febrero, día mundial de la amistad y el amor, el Papa lo celebrará en la Plaza de San Pedro con 20 mil novios novias, que se casarán en los siguientes meses, representantes de 20 países.

Por cierto, muchas veces me pregunté de donde viene eso de “papa”. Hay quien dice que es un acrónimo del latín de “Petrus Apostulus Potestatem Accipiens” (el que sucede al apóstol Pedro) y lo cierto parece ser que su procedencia es mucho más antigua. Allá en el siglo III DC cuando los cristianos se referían a su tutor, a su obispo, ese que vigilaba que no se descarriaran de los principios establecidos le decían “pappas” que en latín y en griego antiguo quiere decir papá o tutor, no le busquemos más patas a la araña que no las tiene.

Que les parece este Papa argentino que de “arrogante y carismático y sencillito” no tiene nada; de humilde, valiente, claridoso y sabio lo tiene todo. De plano se está lanzando por la libre, no atiende los parámetros ya establecidos por sus antecesores.

Habla del impresionante montón de pobres en el mundo sin importarle a quien le pisa un callo, sean católicos o no. Habla de la impresionante riqueza acumulada en menos de cien personas alrededor del mismo mundo sin importar nacionalidad ni credo; esos que acumulan la fortuna que otros 3500 millones de habitantes de esta tierra apenas la pueden juntar. Habla también de la impresionante indiferencia de esos capitalistas alrededor de ese mundo de pobres que los ha hecho inmensamente ricos. Y también habla de indiferencia y de laxitud de su iglesia ante estos hechos incontrovertibles y de la desviación moral de muchos de los miembros de su staff.

Y le entra a temas polémicos como cuando dijo “Las enseñanzas de la Iglesia sobre esos temas (el aborto, el matrimonio gay, la anticoncepción) son claras, (pero) no es necesario hablar de esos temas todo el tiempo”. Refiriéndose a los prelados norteamericanos de USA que representan a 63 millones de sus paisanos católicos.

A propósito de todas sus ideas y principios por ahí leí, no me acuerdo donde, ¡aste perdone!: que a este Papa a ver si lo dejan papear por más de tres meses, “le está rascando las pulgas a muchos leones”. Tiempo que ya superó con creces.

Invita a todos, a los devotos creyentes y no tan creyentes y a todo el resto a participar en una cruzada para salvar al mundo de la indiferencia que nos atosiga, para convencer
a todos de que somos parte del mal y que a todos nos toca ayudar en la búsqueda del bienestar de todas las comunidades alrededor del mundo.

“Francisco va en serio” dice Rafael Navarro-Valls periodista y escritor, entre otras linduras, resumió en diez puntos, como si del decálogo de Moisés se tratara, todas las intenciones que el Papa Francisco ha manifestado en sus declaraciones. Rafael Navarro-Valls (parece ser del OPUS DEI, no lo puedo confirmar ni desechar, único pero que yo pondría), español, catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, y secretario general de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España. También Director del Departamento de Derecho Canónico y Eclesiástico del Estado. Así que de iglesia sabe mucho y sobre todo de la católica. De su decálogo entresaqué lo siguiente y lo comprimí a mi real saber y entender. Espero que resulte explicativo y entendible.

El nuevo Papa no está sólo. Es la cabeza de un cuerpo espiritual muy amplio. Dice que el mundo católico no es Europa, es todo el mundo, que no olviden (los europeos) que de cada 10 católicos solo 2 son europeos y nos recordó como él mismo dijo “viene del fin del mundo”, viene del otro lado del Atlántico. Habla de la indiferencia de su iglesia ante la pobreza espiritual de la grey que está a su cargo, habla de la indiferencia de los católicos ante su fe. También menciona la necesidad de preparación intelectual, humana y espiritual de 721.935 religiosos y religiosas y 412.236 sacerdotes extendidos por todo el mundo. Habla también de una tarea directamente conectada con la eficacia de los mayores responsables en la Iglesia de la difusión del mensaje cristiano. Más bien se trata de dar aliento e impulso a esa “infantería ligera” (si se me permite el símil, dice RNV) que son los 1.200 millones de católicos dispersos por todo el mundo. Como verán quiere involucrarnos a todos.

El dicho decálogo es más extenso y explícito de lo que aquí resumo, hay mucho más materia práctica y espiritual en la que no me atrevo a meter la mano, soy otro de tantos como los que aquí describo.

Los datos escalofriantes son que la población mundial, se calcula, llegó a fines de 2013 a 7,200 millones de habitantes y que esa población aumenta sin medida sobre todo en las regiones más pobres de este pobre mundo. Se estima que tan solo la India en 2028 tendrá más habitantes que China. No encontré datos de las estimaciones para México pero con la política difundida por LEA y su adorada María Esther “tener hijos es hacer patria” y de la cual muchos son fieles seguidores, lamentablemente los más pobres, hemos de andar en las mismas proporciones que esos otros países tercermundistas (según LEA) ahora llamados emergentes.

Según dice Rafael Navarro Valls (2013) el Vaticano tiene registro de 412.236 sacerdotes y de estos quien sabe cuántos están en la administración vaticana o en las administraciones locales. Con el millón doscientos mil católicos regados por todo el mundo nos toca, si las cuentas no me fallan, 343 sacerdotes, con su porción administrativa correspondiente incluida, por cada millón de habitantes. Con razón la relajación de los principios católicos, la deserción de los devotos y el ausentismo de los creyentes son tan altos en las parroquias e iglesias.

Me pregunto, todas esas ideas, todas esas iniciativas, todas esas ¿ordenes? de El Papa revolucionario, ¿hasta dónde llegan dentro de la estructura de la iglesia católica?, ¿que alcance tienen sus motivaciones? ¿Le harán caso todos los allegados del Vaticano, todo el clero alrededor del mundo, o solo están dando tiempo al tiempo para que se vuelva a la tranquilidad que el no hacer nada trae consigo y que conlleva vivir como estoy acostumbrado, como me gusta, “con mi conchita y mi chocolatito”?

Tristemente yo soy de los que piensa que por este lado se irán las cosas de la iglesia.

El Papa Francisco requiere de un verdadero milagro para que sus sueños se conviertan en realidades. Dios quiera Dios le ayude. Nos hace falta.

Todo lo que aquí expreso es por mí cuenta y responsabilidad y lo pongo a su disposición para que lo hagan trizas. Ya saben, todos los cacharros están a la vista solo hay que hurgar un poco.

También saben que sus comentarios siempre serán bienvenidos.

Así de simple, ¿o no?

Eduardo

(Eduardo Gama Barletti)

Deja un Comentario